Etapa 2

Mercedes (Uruguay) - Arrecifes, 9 de Enero de 2002

Quien aquí escribe estas líneas partió de Caseros (provincia de Buenos Aires) alrededor de las 10:30. Me acompañaron Jorge Lizardo, Juan Carlos Alvarez, Gabriel Torchia, Darío y Lucas Dolfi y Alberto Rosales y Sra.

Llegamos al punto de encuentro (Ruta 8, peaje de Solís) alrededor de las 13:30 y comenzamos la espera de la comitiva uruguaya, la que luego sabríamos, venía con varios problemas, como el corte del cable del acelerador del Isetta de Leonardo Correa Luna, e inconvenientes de calentamiento y bajada deficiente del combustible.

El grupo llegó a media tarde, luego de que los dos NSU Prinz presentes en el grupo que me acompañaba decidieran avanzar sobre la ruta 193 hasta encontrarlos. Hasta allí llegó el Isetta de Hernán Martínez, yo les ofrecí colocar el motor que llevaba de repuesto, pero luego de una serie de deliberaciones familiares (padre e hijo viajaban juntos, conduciendo alternativamente el Isetta y el Chevrolet Montecarlo de respaldo) decidieron que era mucho compromiso colocar un motor prestado y por lo tanto el Isetta de los Martínez quedó allí, a la espera de ser levantado al regreso. Antes de dejarlo se le hizo  un poco de "canibalismo", sacándole aquellas piezas que podrían servir para otros autos.

La caravana siguió viaje luego de despedirnos de mi comitiva. A partir de allí seríamos los uruguayos y yo...

A esa altura era imposible llegar a Venado Tuerto, y tal como yo le había anticipado a Ariel Canedo, con suerte y sin el retraso de la tarde hubiésemos llegado a Pergamino. Por lo tanto aconsejé que siguiésemos hasta Arrecifes y desde allí emprendiésemos la tercera etapa al día siguiente.

La Ruta 8 estaba muy cargada a esa altura, por camiones de grueso porte pero más que nada por conductores desaprensivos y prepotentes, que no veían con buenos ojos a nuestra modesta comitiva. También, hay que decirlo, teníamos poca experiencia en caravanas por ruta y no guardábamos una distancia prudencial entre nosotros, detalle éste que fue luego corregido.

Llegamos a Arrecifes ya entrada la noche (21:00 - 21:30). El Isetta de Ariel Canedo evidenciaba problemas de transmisión y le llevó prácticamente toda la noche la reparación de la triceta. El resto armó campamento a excepción del Sr. Delger y mía, ya que Juan René decidió dormir en un hotel y yo lo acompañe, un poco para no dejarlo solo y otro poco para compartir los gastos y dormir en una cama confortable luego de un día muy agitado.

El sueño me encontró contando Isettas para dormir y con el anhelo de que mejoren algunas cosas...

Próxima Etapa

Etapa Anterior

Volver a Raid Internacional (Comienzo)